En Reino Unido:

Obra “Intersecciones Frágiles” se presentó en el Festival Sonorities

El Festival Sonorities es uno de los espacios más vanguardistas e innovadores del mundo porque se propone la exhibición de nuevas tendencias de arte sonoro y música experimental, contando con un público objetivo de variadas disciplinas”, explicó la coreógrafa y académica del Depto. de Danza, prof. Francisca Morand, acerca de esta instancia que ha impulsado a músicos, compositores, investigadores y artistas sonoros de todo el mundo para que creen y presenten obras para oyentes curiosos. “Como núcleo Emovere postulamos la obra instalativa-perfomance Intersecciones Frágiles. Fuimos seleccionados por el jurado del festival para participar de la edición 2020. Sin embargo, por la pandemia el certamen fue suspendido y fuimos nuevamente invitados a la versión 2022”, recordó la profesora.

El retorno a la presencialidad del Festival Sonorities permitió volver a las actividades de intercambio y extensión, donde los estudios se activaron con instalaciones táctiles y experiencias de arte sonoro invitando al público a aventurarse a escuchar atentamente por los vestíbulos y salas de este espacio. En el marco de la programación de este encuentro, la propuesta Intersecciones Frágiles –en la que convergen danza, sonido y visualidad, reflexionando sobre el cuerpo contemporáneo, cruzando la experiencia sensorial que emerge de la intersección de su biología con la tecnología– se presentó durante todas las jornadas de este certamen y contó con presentaciones especiales en vivo.

 “Esta instancia nos entregó un espacio de puesta en escena y de prueba de una propuesta trabajada desde hace varios años, y que ha ido mutando según los diversos espacios en que la hemos desarrollado. Dado que este festival es principalmente académico destacamos la diversidad de miradas que pudimos obtener como retoalimentación de quienes visitaron la sala, enriqueciendo la percepción y lecturas de nuestro propio trabajo”, señaló el académico del DSON, prof. Javier Jaimovich, agregando que el carácter interdisciplinar de Intersecciones Frágiles y sus cruces con los participantes hizo que se sintieran convocados a comprender y entrar en diálogo con la experiencia de esta instalación, compuesto de un sistema interactivo que incluye biosensores, conformado por dos objetos autónomos: Junípero y Sensorium.

En ese contexto, esta instalación es intervenida y conectada, en momentos específicos, a través de una performance basada en los sonidos de la voz y otros datos fisiológicos entregados, in situ, por la propia Francisca Morand. “Sin embargo, para efectos del Festival nos fue posible solamente llevar uno de los dispositivos instalativos, Junípero, que fue creado por la artista visual del Depto. de Artes Visuales, prof. Mónica Bate. Este dispositivo está compuesto de papeles que se movilizan por el efecto del movimiento de un alambre llamado muscle wire -también conocido como metal inteligente-, el que se contrae con el calor producido por la electricidad”, comentó el prof. Javier Jaimovich, destacando que el sistema interactivo posibilita que el movimiento de Junípero responda a la voz del público, así como al movimiento y la voz de la intérprete. “A su vez, las voces de los visitantes iban creando una atmósfera sonora en el espacio que luego se entretejía con la performance”, indicó el profesor acerca de estas presentaciones en este festival de música y sonido.

En tanto, la artista visual Mónica Bate, también académica de la Facultad de Artes, destacó que la participación del núcleo Emovere en este festival internacional permitió “enriquecer nuestro trabajo a través de la interacción directa con creadores de otros países y nutrir nuestro quehacer académico a través del reconocimiento actualizado del campo de la creación e investigación de nuestros pares, que luego repercute no sólo en nuestras labores creativas, sino que también en las docentes”.

Intersecciones frágiles: cuerpo, movimiento y sonido en interacción

Intersecciones frágiles es una obra híbrida que, en su configuración, los dispositivos de la instalación y la performance “pueden estar separados y a la vez entrecruzados. En ese sentido, la instalación de los biosensores promueven la conexión del visitante con aspectos corporales y biológicos, como su voz, su cara y frecuencia cardíaca, los que van modificando el ambiente sonoro, visual y de movimiento del dispositivo”, sostuvo la profesora Francisca Morand, destacando que a nivel performático, el público es quien actúa dada su composición instalativa.

En la obra, la performance dancística ocurre en momentos precisos, vinculando la voz y el movimiento a través de biosensores, “que permiten generar una composición sonora con la voz al mismo tiempo que la danza, además de poder movilizar otros aspectos de la instalación. Este sistema interactivo posibilita un diálogo sonoro y visual que conecta todos los elementos de Intersecciones Frágiles, haciendo emerger para la audiencia otras relaciones posibles entre los cuerpos y los objetos de la obra”, indicó el académico Javier Jaimovich.

En esta instalación los sensores fisiológicos generan una conexión particular con el cuerpo, “ya que captan señales invisibles y difíciles de controlar, pero se pueden percibir a través de su traducción en elementos audibles o visibles”, sostuvo Francisca Morand, agregando que estas características hacen que se desarrolle un diálogo muy agudo y sensible entre la sensación del movimiento y su escucha, posibilitando crear desde lo que está emergiendo en tiempo real. “Este recurso es muy potente para la danza porque al cuerpo del bailarín lo pone en un presente absoluto, al mismo tiempo que le hace dueño o dueña de sus decisiones más allá de lo corporal. Implica pensar y crear con el cuerpo en acción, sensación y emoción, al mismo tiempo que se fusiona con un sistema que lo hace carne y máquina a la vez”, indicó.

Finalmente, la profesora Mónica Bate añadió que para Intersecciones Frágiles “trabajamos con otros sensores, que además de tener electromiogramas, pueden responder a la aceleración y cambios en la orientación. Esto enriqueció las posibilidades de interacción corporal y de relación entre sonido y movimiento”, concluyó.

 

Últimas noticias

180 años de la Casa de Bello

“La Población” de Víctor Jara cierra semana de aniversario U. de Chile

El Teatro Nacional Chileno fue el lugar donde este sábado 19 de noviembre la comunidad universitaria de nuestro plantel, encabezada por la Rectora Rosa Devés, se dio cita para celebrar con una actividad cultural el Aniversario N°180 de la Universidad de Chile. “La Población”, espectáculo que da vida a una versión dramatizada del álbum homónimo de Víctor Jara, fue la obra elegida para coronar una semana plagada de actividades por la conmemoración de este hito institucional.

Docentes del DAV exponen en Santiago

Pintura e instalación:

Docentes del DAV exponen en Santiago

Las artistas visuales egresadas del Departamento de Artes Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile y actuales docentes de talleres de pintura, Karina Román y Paula Coñoepan, exhiben parte de sus obras en diversas galerías de Santiago. A continuación el detalle de cada una de ellas.

Víctor Gutiérrez y su estreno con la Sinfónica de Berlín: “Me gusta mucho trabajar colectivamente y esta oportunidad surge de la colaboración y no, por ejemplo, de haber ganado un concurso”

Estreno el 4 de diciembre próximo:

Víctor Gutiérrez estrena su nueva obra con la Sinfónica de Berlín

El egresado del Departamento de Música (DMUS) se encuentra en Hamburgo realizando varios trabajos creativos y concluyendo sus estudios de magíster. También está a la espera del estreno de “Encoding Seas”, una pieza multimedial que surge del procesamiento de datos obtenidos del proyecto TRR-181, Transferencias de Energía en la Atmósfera y el Océano, y que será interpretada por la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Berlín. “Es la primera vez que trabajé en solitario con una orquesta (¡y qué orquesta!)”, dice.

Compartir:
https://uchile.cl/a185750
Copiar