El destacado académico y crítico de arte falleció en 2020:

Departamento de Teoría de las Artes inicia estudio de la obra de Guillermo Machuca

“Fue una iniciativa que surgió poco después de fallecer nuestro amigo y colega, aún conmovidos por la situación. La idea era fijar los recuerdos que distintas personas tenían tanto de su persona como de su obra crítica y de su desempeño como profesor”, recuerda María Elena Muñoz, académica y directora del Departamento de Teoría de las Artes, sobre el origen de Guillermo Machuca escritor, crítico, espectador, libro que reúne una serie de textos escritos por cercanos a Guillermo Machuca. “Hay muchos que son bastante anecdóticos, otros más académicos y otros que mezclan bien ambas dimensiones. La verdad es que la cercanía con que se escribieron, es decir, poco después de su partida, hizo que se impusieran unos relatos articulados a través de anécdotas, más ligados tal vez a una cuestión afectiva”, comenta.

La muerte de Guillermo Machuca se produjo repentinamente en junio de 2020, generando conmoción en el medio artístico y cultural. “Desde el momento en que supimos del fallecimiento de Guillermo, comenzamos a pensar y a discutir con María Elena Muñoz y con el consejo académico del DTHA, acerca de qué podíamos hacer en memoria de nuestro colega y amigo, en cierto modo esa fue también una forma de hacer el duelo”, añade el académico Gonzalo Arqueros. De las ideas surgidas en ese contexto, dos se han concretado: el dossier en el Nro. 35 de la Revista de Teoría del Arte y el libro Guillermo Machuca escritor, crítico, espectador

Esta última publicación fue presentada por Rita Ferrer y Federico Galende en noviembre pasado y, al respecto, Gonzalo Arqueros señala que desde el comienzo tuvieron “claro que nos enfrentábamos a dos aspectos igualmente complejos y complementarios: uno es la memoria del individuo que fue Machuca y el otro es la obra del autor que fue Machuca, ambos surcados por claroscuros y ligados por conexiones que pueden ser inextricables”. El momento en que se decidió dar forma a esta publicación "estuvo determinado por esa doble y difícil cuestión en la que aparece y se enreda el afecto por el amigo y la responsabilidad que nos cabe como colegas por organizar e inaugurar el estudio de su obra”, añade.

Profesor, considerando lo anterior, ¿en base a qué criterios se definió el perfil que querían dar a este libro?
Enfrentados a la dificultad que mencioné recién hubo dos criterios rectores, si se los puede llamar así, porque en realidad se nos presentaron como dos objetivos determinados por el deseo de producir una respuesta a la paradoja de la desaparición de Machuca. Uno fue recuperar el anecdotario y los recuerdos y el otro fue organizar e inaugurar el estudio de la obra. En este sentido nos planteamos la pregunta acerca de cómo entender al autor y para eso propusimos un diagrama armado con una serie de categorías críticas, según el carácter de las prácticas más ejemplares de su trabajo: escritor, crítico, curador, maestro, espectador y a éstas agregamos la memorabilia. La formulación de esta serie de categorías hizo posible una hipótesis de trabajo: que en Machuca estas prácticas pasan necesariamente por el arte de la escritura, o por “el espacio literario”. Podemos decir finalmente que el libro es un primer paso en la tarea de estudiar la obra de Machuca porque contiene ideas que se inscriben, dialogan y desbordan las categorías críticas, en la medida que está atravesado por la memorabilia, en cuanto que recoge componentes de las relaciones significativas que los escritores sostuvieron con el autor. Pienso que una de las cosas interesantes es que el libro resultó ser una especie de retrato polifónico que al mismo tiempo contiene una tentativa primaria y diversa pero muy rica de análisis de la obra.  

¿A quiénes se convocó a escribir? ¿Hubo algún pie forzado en relación a los textos o fue una invitación abierta?
Pienso que un libro como este no puede suponer una “invitación abierta”, sino proponer una selección de autores. Esta selección no se hizo con un “pie forzado”, sino considerando nombres de escritores que vivieron relaciones significativas con Machuca, es decir, relaciones profesionales, académicas, de amistad personal, en diversos ámbitos y períodos, de modo que sus reflexiones pudieran pasar por el marco de las categorías propuestas o contrastarse con éstas, pero sin un espíritu programático sino más bien narrativo y reflexivo. De este modo el repertoriode autores está compuesto por amigos, compañeros, estudiantes, ayudantes, asistentes, colaboradores, profesores, colegas, los que en varios casos cumplen con llenar todo el espectro de relaciones.

¿Qué destacan de los textos que reúne la publicación? ¿Desde qué perspectivas se acercan al profesor Machuca y a su obra?
Pienso que más allá de testimoniar una serie de relaciones personales, afectivas, intelectuales y profesionales, lo más destacable es que en su conjunto los textos abren entradas a la obra del autor y son también dispositivos que ponen a prueba las categorías con que hemos querido pensar la obra de Machuca. Dispositivos de escritura que operan en una diversidad de claves, descriptivas, analíticas, anecdóticas, más o menos personales, con las que el mismo libro produce un efecto retrospectivo e introspectivo. Entendemos que Machuca y su obra son parte de la historia del Departamento de Teoría de las Artes y de la historia del arte chileno del fin del siglo XX y comienzo del siglo XXI, y pienso que la lectura de su obra hace posible recorrer e iluminar zonas oscuras, así como también interrogar otras zonas ya iluminadas por la  historia, la teoría o la crítica de arte. Creo que los textos del libro en su conjunto contribuyen a poner en marcha una mirada crítica y a hacer funcionar la obra de Machuca, que en su singularidad de perspectivas, de alcance analítico y crítico, así como de crónica, la ponen en movimiento y eso es lo que nos interesa. 

¿Cuál es la imagen que, a partir de la lectura de dichos textos, se empieza a configurar de Guillermo Machuca y de su trabajo?
Ya existe una imagen de Guillermo Machuca pero también creo que todavía es muy temprano para responder esa pregunta con certeza porque no nos propusimos trazar una imagen. Pero me atrevo a decir que la imagen por la que tú preguntas, estaría compuesta por la serie que forman los tres conceptos que rubrican el nombre en la tapa del libro: “escritor, crítico, espectador”. Esa imagen traduce un sujeto que elabora escrituralmente la experiencia, en el entendido que la escritura es una forma de pensamiento sensible. Creo que más allá de los juicios personales esta imagen es coherente con lo que el libro se propone cuando nos dice que al inaugurar el estudio de la obra de Guillermo Machuca no pretendemos fundar un paradigma sino situar una paradoja, abrir una pregunta. Me refiero a la paradoja del autor, aquella que da consistencia a la obra como creación y producción, situándose como punto de partida para la interrogación, el análisis y la interpretación. 

Junto a este libro y el dossier publicado en el último número de la Revista de Teoría del Arte, el Departamento de Teoría de las Artes continuará estudiando la obra de Guillermo Machuca a través de nuevos proyectos como el Fondo de Archivo Documental Guillermo Machuca (1961-2020). La iniciativa, con que la unidad académica se adjudicó un fondo del PROYECTO OBRA ARCHIVO Y MEMORIA 201-2011 – PEEI de la Facultad de Artes, “consiste en la pesquisa, inventario y catalogación de la producción escrita de Guillermo Machuca (1961-2020), con el fin de sistematizarla para su estudio y dejarla disponible a los investigadores, estudiantes y estudiosos en general, del arte chileno y latinoamericano contemporáneo y actual”, concluye Gonzalo Arqueros.

Los ejemplares del libro Guillermo Machuca escritor, crítico, espectador estarán disponibles gratuitamente desde marzo de 2022, escribiendo a los correos ymarquez@u.uchile.cl y arqueros@uchile.cl para coordinar la entrega.

Últimas noticias

Nelson Plaza participó de foro organizado por el Museo del Grabado de China

En formato virtual:

Nelson Plaza participó de foro organizado por el Museo del Grabado de

Una treintena de artistas, expertos y académicos de 16 países fueron convocados al “Foro Internacional de Grabado de Guanlan 2022” organizado por el Museo del Grabado de China en forma de conferencia en línea. Entre los invitados destacó el artista visual, grabador, académico y Director del DAV, Nelson Plaza, que presentó la conferencia “Grabado en Chile” en la que abordó la forma en que se enseña grabado en la Universidad de Chile, el contexto histórico y cómo la pandemia afectó las metodologías de enseñanza.

Compartir:
https://uchile.cl/a183989
Copiar