Hasta abril:

Egresadas del DAV exhiben en Puente Alto y Providencia

Inaugurada el miércoles 6 de abril, Retorno Infinito de Paula Coñoepan es una propuesta que recopila una serie de seis obras producidas junto a su madre Carolyn Acuña y su abuela materna María Melivilu, realizadas entre los años 2014 y 2022.

Un trabajo que explora la relación consanguínea de tres generaciones de mujeres, buscando tensionar distintos conceptos ligados a los roles que se vinculan al género femenino, como su valor en la capacidad reproductiva, la maternidad y la crianza. Estos aspectos, además se ven complejizados a través de construcciones identitarias relacionadas a la religión, el origen mapuche y el territorio. 

“Todo partió en el año 2014, momento en que realizo el videoperformance con mi madre ‘La Matriz’, donde me aprovecho de los conceptos del vaciado ‘Molde-Matriz’ y copia, para llevarlos a lo literal y creo una matriz del cuerpo de mi madre con yeso al cual luego me introduzco. Una acción que sucedió en Temuco, lugar de donde proviene mi familia materna, y donde mis abuelos viven. Esta primera acción me hizo reflexionar sobre el rol maternal que la sociedad asume de forma inherente a las mujeres y como también yo pude evidenciar esto en lo biográfico, donde mi madre y abuela fueron las responsables de mi crianza ante la ausencia de figuras masculinas. A partir de este lazo que tenemos las tres y de nuestra afectividad, es que yo les he pedido participar en mis videos y ellas han aceptado. Creo que hemos podido llegar a vincularnos más allá de nuestros roles abuela-madre-nieta estableciendo relaciones más horizontales de amistad y complicidad”, explicó la artista sobre los orígenes de su obra y el trabajo con sus familiares que recurrentemente utiliza en su producción artística.

Otro aspecto importante de esta propuesta, consiste en las distintas etapas del ciclo de la vida comprendidas desde el nacimiento hasta la muerte, pasando por la infancia, adolescencia y maduración. Así, lo cíclico se transforma en la base conceptual de esta propuesta artística, siendo abordado desde distintas disciplinas que van desde el vaciado, al videoperformance y la instalación.

Tal como lo realizado con la obra Descubrimiento, video performance realizado junto a su abuela en Temuco en el año 2019, “en el que ella me entierra con una pala en un agujero en la tierra. El video es reproducido en forma de loop, por lo que una vez que me encuentro completamente cubierta de tierra, el video comienza a reproducirse en reversa. En esta oportunidad utilizo ese registro en video y decido proyectarlo en el suelo de la sala, sobre tierra a modo de instalación”, contó Coñoepan. 

Ese video es acompañado con un audio del relato que la abuela realiza sobre la creación desde una mirada cristiana, religión a la que ella pertenece. “Me interesa cuestionar la mirada evangelizadora que se tiene del mal llamado ‘Descubrimiento’, desmantelando este relato en su relación con el castigo y la vigilancia, también su relación con el machismo y la mirada de la mujer como un ser inferior”, señaló la expositora.

De este modo en Retorno Infinito –título que hace referencia a lo cíclico de la vida-, Paula Coñoepan reúne obras creadas desde el 2014 hasta el presente y que tienen un punto de partida similar, en relación a cuestionar los roles asociados a lo femenino y lo identitario, cruzado por el género, el territorio y lo mapuche, pero que se han desarrollado en distintos terrenos y materialidades. Asimismo, exhibe obras que han sido re miradas y han cambiado en su propuesta de montaje, para generar un mejor diálogo en lo macro de la propuesta. 
 
Así por ejemplo, la obra La vagina es la matriz consiste en una instalación de una serie de siete vaciados vaginales realizados en resina transparente, iluminados por una luz rosada-morada y acompañadas por una placa de acrílico con el nombre de la obra inscrito. 

“Dicha obra se relaciona directamente con el video La Matriz realizada con mi madre en el año 2014, pero ahora decido enfocarme en lo que en el colegio nos enseñaron como el aparato reproductor femenino. Me interesaba mucho poder obtener una forma física y visible de esta parte del cuerpo que histórica y físicamente ha sido invisibilizada, que casi no tenía representación más allá de lo que se nos muestra en los diagramas de los libros de biología. La forma resultante es un tanto inesperada y desconcertante, y no denuncia por sí sola su origen, abriéndose a múltiples interpretaciones”, afirmó.

Cabe destacar que esta exposición surge luego que Paula Coñoepan recibiera el Premio APECH José Balmes 2021, otorgado por la Asociación de Pintores y Escultores de Chile APECH y que a su vez recibió el auspicio del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Al ser consultada por lo que significa como artista el haber recibido esta distinción, Paula Coñoepan respondió: “Estoy muy agradecida de este premio y de las personas que conforman la APECH. Me parece que siempre se está un poco al debe en el mundo del arte en la generación de instancias donde se reconozca el trabajo de les artistas. También me parece positivo que esta asociación que tradicionalmente ha sido de pintores y escultores se abra y reconozca a otras disciplinas como son el video y la instalación. Creo que es muy importante también colectivizar el trabajo artístico y tener una representación gremial ante la sociedad, que muchas veces ve el arte como un mero hobby”.

Retorno Infinito de Paula Coñoepan, podrá ser visitada hasta el miércoles 20 de abril en la Sala Santiago Nattino, ubicada en Salvador Donoso 21, Providencia, los días martes, miércoles y jueves de 15 a 18 horas, viernes de 10 a 13 horas.

En Puente Alto

Durante diciembre de 2021, en la Corporación Cultural Municipal Puente Alto, Casa Juan Estay, se inauguró la exposición colectiva Puebla de las arañas que agrupa los trabajos de ocho artistas de los cuales cuatro de ellos son egresados de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, como son los artistas visuales: Emilio Ortiz, Paula Boche (actual ayudante en el Taller de Cerámica DAV) y Alicia Ulloa, a los que se suman Roxana Toloza Latorre, historiadora del arte de la Casa de Bello y las(os) artistas Javiera Espinoza, Martín Ziegenbein, Karen Pavez Díaz y Felipe Rufatt.

Todos artistas que tienen algún tipo de lazo con la comuna de Puente Alto y que tal como ellos indican “es una exposición de Puente Alto, sobre Puente Alto y en Puente Alto”, originándose gracias a su gestora Roxana Toloza Latorre, quien a través de redes sociales fue tejiendo una telaraña con una convocatoria convocatoria digital por medio de mensajes de instagram con la pregunta “¿conoces a artistas de Puente Alto?”.

De ese modo se  trazó un hilo de afectos, en donde cada persona fue nombrando a otra, hasta completar las 8 patas de una araña, con aquellos que se comprometieron a trabajar en equipo, tenían disponibilidad y ganas de remover este territorio tan estigmatizado y de cuya historia cultural poco se sabe. 

Así fueron trabajando una co-curaduria, cuyo eje es el hilo que une a los expositores como personas con una biografía ligada a Puente Alto. “La comuna era conocida antes como Puebla de las Arañas, lo que se prestó como  metáfora, ya que trabajamos en red (on line) pandémica y nos identificaba esa cercanía con la naturaleza y  la idea de entretejernos a través de  nuestras historias para ir armando la co-curaduria”, contó Roxana Toloza. 

Una exposición que transiciona temporalidades entre el pasado salvaje y mágico de la zona, a su presente como urbe,  con trabajos que rescatan la cultura local desde lo biográfico y la investigación in situ. 

En ella se pueden apreciar obras como Amor eterno de Javiera Espinoza, consistente en una serie de pinturas dedicadas a la madre que cuida a sus hijos  y ruega a la Virgen de la Montserrat: “esa virgen tiene una plaza en la comuna, en dónde van a rezar los choros y delincuentes, porque la cholita es la protectora que ayuda a zafar de la muerte”, indicó la artista.

La egresada del DAV, Paula Boche, exhibe (Re)construcción del Hogar, instalación que trabajaba el recuerdo y la memoria de la casa materna. El también egresado del DAV, Emilio Ortiz Berríos, presenta No me olvides, pinturas y fotografías que dan cuenta de una deriva performática en dónde el artista camina desde un punto hacia las animitas, las registra, las pinta y luego les da una ofrenda, en un encuentro con la muerte y la memoria.

Incendio en la Cárcel de San Miguel de la egresada del DAV, Alicia Ulloa, corresponde a pintura y grabado, y es la traducción al papel  de un archivo y hecho histórico de una memoria dolorosa. Dicha obra a su vez dialoga con el video performance de Martín Ziegenbein Desde mi ventana, sobre los departamentos en las poblaciones y las zonas rojas. 

Mabon/Ostara es otro de los trabajos de Martín Ziegenbein, consistente en una fotoperformance que habla de la fuerza y ciclos de la naturaleza. Puntada con Hilo de Karen Pavez Díaz, corresponde a literatura y audiorrelatos que surgieron con las sesiones de co-curaduria y trabaja delicadamente con cada obra.

S/L de Felipe Rufatt, es una escultura en papel maché, que toma el concepto de las redes sociales del Sin Lugar. Por último, Roxana Toloza presenta Valle de las Rocas, instalación e investigación que se conforma de cuatro piezas, como un paño bordado rodeado de naturaleza, que traza una primera cartografía o constelación de rocas glaciares que se encuentran en plazas y pasajes de la comuna. Otra de las piezas corresponde a registros fotográficos en formato pequeño, un video arte en donde se escucha el relato y la impresión de las personas que acompañaron a la artista en su exploración y por último una investigación del archivo DOM en donde se ven los planos de loteo de las constructoras que aunque intentaron dinamitar las rocas, tuvieron que integrarlas en áreas verdes.

La invitación es a visitar la exposición Puebla de las arañas en la Corporación Cultural Municipal Puente Alto, Casa Juan Estay, ubicada en Av. Eyzaguirre #02115, esquina Pie Andino, Villa Primavera, Puente Alto, que estará abierta al público hasta el  29 de abril de 2022.

Últimas noticias

180 años de la Casa de Bello

“La Población” de Víctor Jara cierra semana de aniversario U. de Chile

El Teatro Nacional Chileno fue el lugar donde este sábado 19 de noviembre la comunidad universitaria de nuestro plantel, encabezada por la Rectora Rosa Devés, se dio cita para celebrar con una actividad cultural el Aniversario N°180 de la Universidad de Chile. “La Población”, espectáculo que da vida a una versión dramatizada del álbum homónimo de Víctor Jara, fue la obra elegida para coronar una semana plagada de actividades por la conmemoración de este hito institucional.

Docentes del DAV exponen en Santiago

Pintura e instalación:

Docentes del DAV exponen en Santiago

Las artistas visuales egresadas del Departamento de Artes Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile y actuales docentes de talleres de pintura, Karina Román y Paula Coñoepan, exhiben parte de sus obras en diversas galerías de Santiago. A continuación el detalle de cada una de ellas.

Víctor Gutiérrez y su estreno con la Sinfónica de Berlín: “Me gusta mucho trabajar colectivamente y esta oportunidad surge de la colaboración y no, por ejemplo, de haber ganado un concurso”

Estreno el 4 de diciembre próximo:

Víctor Gutiérrez estrena su nueva obra con la Sinfónica de Berlín

El egresado del Departamento de Música (DMUS) se encuentra en Hamburgo realizando varios trabajos creativos y concluyendo sus estudios de magíster. También está a la espera del estreno de “Encoding Seas”, una pieza multimedial que surge del procesamiento de datos obtenidos del proyecto TRR-181, Transferencias de Energía en la Atmósfera y el Océano, y que será interpretada por la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Berlín. “Es la primera vez que trabajé en solitario con una orquesta (¡y qué orquesta!)”, dice.

Compartir:
https://uchile.cl/a185631
Copiar